En qué se está convirtiendo mi cuerpo…

Texto y voz: Leonor Bellis

Me miro al espejo y solo veo nariz. ¿En qué se está convirtiendo mi cuerpo?

Ya no soy un niño pequeño. Voy solo al colegio y los viernes puedo dar una vuelta con mis amigos. Confías en mí y yo me siento importante. Empiezo a descubrir mis gustos por la ropa, la música, y algún videojuego, aunque me has dejado claro que prefieres que haga deporte o toque un instrumento a que me pase horas delante de una maquinita.

Pero ESCÚCHAME, te voy a contar qué NECESITO:

Que me abraces. No dejes de hacerlo. Tus muestras de cariño son vitales para mí.

Que me hagas comprender que “no lo sé todo”. Tú contundencia me hará reflexionar y me dará seguridad.

Que sigas siendo mi guía. La tolerancia y el consentimiento, sin límites o normas, lo único que conseguirán es mi desorientación y confusión. Entonces, veo que te exijo más atención. No me la niegues.Que salgas conmigo en bici y a caminar por la montaña. Seguir compartiendo momentos de diversión; ahora con más camaradería, así tus confidencias propiciarán que me sienta mayor.

Que me repitas que me entiendes, que tú tenías más granos que yo y que te ponías como un tomate cuando una chica guapa te miraba sonriendo.

Que me convenzas de que no he de hacer lo mismo que todos mis amigos, puesto que la diferencia afianza la personalidad.

Que me digas que todo llega a su debido tiempo; que precipitarse solo puede complicarme la vida. La tiranía de las nuevas tecnologías tiene el peligro de lanzarme de cabeza al “borreguismo” y anular mis dones innatos.

Que hagas de mí, un adolescente RESPONSABLE, capaz de asumir las consecuencias de mi comportamiento, yo mismo.

Que fomentes mis habilidades, porque tú no deseas que yo exista para que cumpla tus sueños.

Tú también sufriste efluvios desacompasados de emociones. Te sentías incomprendido por tus mayores; con enfados repentinos sin causa aparente. Llorabas a escondidas después de haber reído a carcajadas. Tuviste momentos de frustración y aprendiste a lidiar con ellos, porque enfrentándote al fracaso, descubriste que hay muchos caminos y, entonces encontraste el coraje para seguir adelante “sin perder el norte”.

Poco sabías de la vida y procuraste tomar ejemplo de quien considerabas “buena gente”.

Y yo tengo la suerte de que tú, tienes tiempo para mí. Porque a pesar de tus problemas, yo soy tu prioridad. A pesar de que te sientes cansado, escuchas mis miedos y me ayudas a sobrellevarlos. A pesar de que te agobian tus obligaciones, sé que puedo contar contigo.

Caminas a mi lado, siempre, incondicionalmente; pero al mismo tiempo es importante que permitas que me equivoque, que me frustre, que sufra y pierda infinidad de veces, puesto que, solo así, seré capaz de crecer libre.

CALENDARIO

mayo 2021
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad