León. Las paredes hablan

Texto y fotos: Javier Cuesta

Cómo nos gustan las pintadas en los muros, en paredes, en farolas, en los bancos. Ojo, las pintadas inocentes, aseadas, no gamberras; las que ilustran y no ensucian. Los grafitis incontrolados son ya otra cosa, espantajos que emborronan fachadas, vagones de trenes o ciudades enteras. Eso no.

Las pintadas, en cambio, dan siempre mucho juego. Son el ingenio en estado puro, voces de poetas anónimos, talento telegráfico y un grito espontáneo. Son el twitter de la calle. Un tuit en una tapia, por así decirlo.

Aquí va una pequeña muestra de ese gran lienzo que es el asfalto y la calle entera en realidad. No importa mucho finalmente si se trata de frase propia, una ocurrencia personal o bien una conocida cita ajena. Porque lo sustancial es que alguien (escritor anónimo para siempre) quiere comunicarse con mil interlocutores (mirones anónimos para siempre).

Hay mensajes divertidos, otros tristes. Los hay más simples, incluso ñoños, otros profundos. Algunos son tiernos, muchos reivindicativos, casi todos burlescos, atrevidos, sinceros, lacónicos, brillantes… Pero siempre ingeniosos y certeros. Lapidarios.

CALENDARIO

noviembre 2020
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad