Retirarse a tiempo (y 3)

Texto: Javier Cuesta y Foto: Secundino Pérez.

Si no fuesen por lo general aborrecibles, casi provocarían compasión. Individuos en su ocaso, personajes caducos que se niegan a claudicar (*).

Sucede además que esta es una época propicia para ellos y León la provincia ideal.

Porque aquí no existe fin de semana en el que no proliferen como mínimo una docena de ferias, congresos, recitales, degustaciones, encuentros, presentaciones, clausuras, jornadas, festivales… es decir, pequeños o grandes acontecimientos de diversa índole en los que nuestros incombustibles protagonistas pueden exhibirse una vez más, prolongar un poco aquella vida social intensa, desempolvar la corbata y revolotear entre conocidos y famosos todavía en activo. Y alternar alrededor de otras (todavía) glorias leonesas, futuros comparsas de la celebridad agotada cuando pasen también (la vida es un bucle, ya se sabe) a engrosar la misma nómina de jubilados de lujo. Ellos sin duda ya no estarán convocados de manera oficial a los actos. Pero ¿qué más da?, por allí asomarán, entre abrazos y saludos, se infiltrarán como piojo por costura, derrochando sonrisa (dientes, dientes), reviviendo viejos tiempos. Ahora ya instalados en un estadio casi creado especialmente para ellos, una especie de limbo a medio camino entre el cruel anonimato y la gozosa popularidad. Ese es aún su ambiente favorito, su caldo de cultivo, el escenario en el que gustan de actuar.

Los que jamás se retiran.

(*) Hablemos en serio. Puede que todavía quede una solución paliativa para ellos y un rayo de luz para nosotros, en esta ciudad sin glamour ni muchas horas de sol. Crear en Papalaguinda el Paseo de la fama, con estrellas nominales en el suelo. Y una Gala anual en el flamante Palacio de Congresos, con entrega de premios para los que consientan en esfumarse de verdad.  

CALENDARIO

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930