Tacones

Arco 2004

Me encanta asistir a las fiestas

en zapato bajo, sandalias planas,

plataforma corrida, botas con o sin  caña,

deportivos, o descalza.

             Volar en la danza

                al ritmo de rock,

                        salsa,

                               son,

                                 electrónica,

                                      pachanga,

                                          pasodoble,

                                                      fanky,

                                                              jaz,

Andar la vida,

sin esos andamios,

sobre los que se mueven, hoy, mis chicas,

es muy dulce.

Puedo saltar,

subir escaleras o montañas,

caminar con soltura,

correr por el bus,

enamorarme de mi alegría,

y enamorar a quien me mira.

Tacón: arma de opresión

para mujeres liberadas…

Las diosas no necesitan tacones.

Mueven sus caderas con la cadencia

del ritmo que su corazón marca.

Pueden gozar de la comodidad

dentro y fuera de casa,

de fiesta y en el baño,

en el campo y en la disco,

en la biblioteca, y en la dirección

de empresa o evento.

Sonríen las Diosas

a la gratitud, de saber,

el poder, de un buena pisada,

sintiendo el placer, de apoyar

toda la planta,

balanceando su cuerpo

sobre las dulces almohadillas,

que los miles de huesecillos,

nervios, y tendones sostienen.

Sonriamos

 al apoyar

el talón, toda la planta y la punta.

Sí, así,

el talón, toda la planta y la punta.

Poesía: KarmenK Fotografía: Secundino Pérez

CALENDARIO

noviembre 2020
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad